¿Es recomendable usar un cepillo de dientes para bebés?

Categoría/s: Odontología infantil

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34
cepillo de dientes bebé

La higiene bucal es necesaria para tener una boca sana y por ello es fundamental fomentar el hábito a los niños desde edades tempranas. Lo más recomendable es comenzar higienizando las encías de los bebés a partir de los primeros meses de vida. Pero ¿existen cepillos de dientes para bebés?

Recurso 45 CONTENIDOS

Recurso 52

¿Cómo se debe higienizar la boca del bebé?

  1. ¿ES NECESARIO LIMPIAR LA BOCA DEL BEBÉ SI AÚN NO TIENE DIENTES?
  2. ¿CUÁNDO SE EMPIEZA A USAR EL CEPILLO DE DIENTES?
  3. ¿CÓMO ELEGIR EL CEPILLO CORRECTO?

1. ¿Es necesario limpiar la boca del bebé si aún no tiene dientes?

Es muy importante comenzar la higiene dental desde los primeros meses de vida, aún cuando aún al bebé no le ha salido su primer diente.

Durante esta etapa, es conveniente limpiar las encías del bebé regularmente después de las comidas mediante el uso de una gasa húmeda o un dedal de silicona diseñado para ello. Con un suave masaje en las encías y la lengua, se evita la acumulación de placa bacteriana que pueden dar origen a enfermedades a futuro.

Para el bebé esta actividad es agradable porque se encuentra en plena etapa oral y, para los padres resulta una tarea fácil. De esta manera se da comienzo a la rutina de la higiene bucal y el paso al uso del cepillo de dientes será más sencillo.

Ebook

EBOOK

EL TRATAMIENTO DE REHABILITACIÓN ORAL

La solución de problemas bucodentales hasta en los casos más complejos.

Ebook

EBOOK

2. ¿Cuándo se empieza a usar el cepillo de dientes?

A partir de la erupción del primer diente de leche, ya se puede emplear para la limpieza oral los cepillos dentales para bebés.

La salud bucodental es muy importante en el período de los dientes temporales, ya que de su estado dependerá la salud de los dientes definitivos. Por ello, es recomendable en esta etapa hacer una primera visita al dentista en una clínica especializada en odontopediatría para asesorarse sobre el cuidado de los primeros dientes del bebé.

Acostumbrar al bebé a la rutina de cepillado de forma temprana fomentará a crear el hábito de higiene bucal para el resto de su vida. Cuando adquiera la destreza para hacerlo solo será un incentivo para el niño ya que sentirá que es “mayor” y podrá elegir su propio cepillo.

3. ¿Cómo elegir el cepillo correcto?

Desde el nacimiento hasta la aparición del primer diente, la higienización de la boca se puede realizar con una gasa humedecida en agua o con un cepillo dedal de silicona. Con este método se debe masajear con movimientos circulares las encías del bebé, la lengua y la cara interna de los labios y mejillas, al menos durante un minuto. Para ellos, la sensación es muy agradable y les resulta de gran alivio en la etapa de erupción de los primeros dientes.

Si se utiliza el cepillo dedal es de suma importancia lavarlo bien con agua y verificar que no quede nada entre las cerdas. Es necesario secarlo bien y una vez a la semana esterilizarlo con agua hirviendo.

Cuando los primeros dientes de leche aparecen se puede comenzar a utilizar un cepillo de dientes para bebés menores de 2 años. El cepillo debe ser de cabezal pequeño y redondeado, de cerdas suaves y mango adaptado para los padres. El cepillado debe realizarse durante dos minutos dos veces al día, después del desayuno y de la cena.

Para hacer la limpieza es aconsejable colocar al bebé en una posición cómoda para él y en la que se le pueda ver la boca sin dificultad. La limpieza debe realizarse con movimientos circulares y muy suaves sobre los dientes, encías y lengua, por todas sus caras, sin olvidar la cara interna de los labios y las mejillas.

Es importante enjuagar el cepillo luego de utilizarlo y guardarlo en un recipiente abierto en posición vertical para que se seque. Se debe tener precaución de que no tomen contacto con otros cepillos para que evitar contagios de gérmenes. Los cepillos deben renovarse cada 3 o 4 meses dado que los filamentos se deterioran y pueden dañar las encías.

Con respecto a la pasta de dientes, el dentista recomendará cuándo puede comenzar a utilizarse una pasta dental específica para la edad. Sin embargo, hasta que el niño no sepa escupir, la proporción de pasta dental a utilizar será mínima para ir incrementándose a partir del aprendizaje del niño.

La salud bucodental es de suma importancia para la calidad de vida de una persona y fomentar el hábito de higiene dental desde edades tempranas es fundamental para evitar enfermedades bucodentales durante la infancia y la adultez.

bebe cepillandose los dientes

Acostumbrar al bebé a la rutina de cepillado de forma temprana fomentará a crear el hábito de higiene bucal para el resto de su vida.

Categoría/s: Odontología infantil

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34