Cómo no tener miedo al dentista: las 5 claves.

Categoría/s: Miedo al dentista, Salud dental

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34
Cómo evitar el miedo al dentista

Una mala experiencia con tu dentista, el dolor ante un tratamiento previo, la expectativa antes de una cita con el especialista… todas estas situaciones pueden causar desde una leve ansiedad hasta un miedo aterrador. Aunque hemos hablado anteriormente de algunas técnicas queremos entrar más en detalle y mostrarte las claves que te ayuden a no tener miedo al dentista.

Recurso 45 CONTENIDOS

Recurso 52

¿Qué debes hacer para superar el miedo al dentista?

  1. INVESTIGA
  2. PREVIENE
  3. PREPARA
  4. DISTRÁETE
  5. AVISA

1. Investiga.

1.1. Sobre soluciones, tratamientos y técnicas contra el miedo.

Como se dice, la información es poder. Hoy existe una gran disponibilidad de contenido relacionado con la salud bucodental en la red, donde encontrarás lo que necesitas saber sobre los síntomas, los tratamientos y los métodos de prevención de muchas de las enfermedades y problemas dentales más frecuentes.

Nosotros te recomendamos que siempre que vayas a realizar cualquier tipo de búsqueda relacionada con estos temas, acudas a webs oficiales de dentistas en las que encontrarás información rigurosa sobre prácticas, métodos y protocolos de tratamiento consolidados. Páginas en las que también deberías encontrar casos de éxito reales con otros pacientes.

En muchos casos, la búsqueda de información ayuda a dar nombre y normalizar las enfermedades bucodentales. Debes pensar que son muchos pacientes los que han pasado por los mismos problemas y se han tratado con éxito. Así pues, ver el antes y el después de estos casos de éxito en los que otros pacientes han conseguido solventar sus problemas, puede ser un gran aliciente para acudir al dentista.

Además, estas páginas tendrán información sobre los distintos procedimientos que se han usado para evitar el dolor en los tratamientos, uno de los detonadores principales del miedo al dentista. Y es que hoy contamos con tecnología e instrumental odontológico avanzado que nos permiten aplicar técnicas avanzadas de tratamiento, proporcionando toda la seguridad a nuestros pacientes. Esto nos lleva al segundo punto en la investigación que puedes realizar:

1.2. Sobre centros odontológicos enfocados a pacientes con miedo.

Es posible que, en la búsqueda sobre soluciones y prevención a enfermedades bucodentales, llegues a encontrar centros con tratamientos multidisciplinares especializados en pacientes con miedo. ¿Y cómo pueden ayudarte este tipo de centros? Los odontólogos especializados en pacientes con estrés y ansiedad pueden ofrecerte una atención mucho más cercana que un dentista convencional.

Piensa que, si bien los protocolos de tratamiento pueden ser los mismos, una de las fases más importantes a la hora sobrellevar un procedimiento odontológico es la preparación con el especialista, quien debe estar versado en el trato con pacientes que sufren de odontofobia o estrés acusado, y que debe saber ofrecer la información sobre el tratamiento de forma que el paciente se sienta seguro.

Además, estos cuentan con el instrumental necesario para realizar tratamientos dentales sin dolor. Y es que hoy no solo existen métodos de anestesia local o general para prevenir el dolor; sino que también se pueden ofrecen tratamientos dentales con sedación consciente, que puede ser de diferentes grados, en función de la necesidad del paciente.

2. Previene.

2.1. Mediante unos buenos hábitos de limpieza y estilo de vida.

Estar informado y tener una mayor consciencia sobre tu salud bucodental te ayudará a realizar una limpieza adecuada de tus dientes y encías, pero también te permitirá ser consenciente de la presencia de cualquier problema, de forma que puedas prevenir su desarrollo y agravamiento acudiendo al dentista.

2.2. Gracias a las citas de mantenimiento y revisión.

No esperes a sufrir dolor para acudir al dentista, ya que esto puede tener consecuencias más serias que quieres prevenir. Piensa que la prevención de cualquier enfermedad bucodental te ayudará con tu miedo. Gracias a las citas para realizar limpiezas profesionales (cuya frecuencia dependerá del consejo del odontólogo), y a las citas de revisión y mantenimiento de cualquier tratamiento anterior, podrás mantener una óptima salud dental con mayor facilidad. Esto nos lleva al siguiente punto:

3. Prepara.

3.1. Planifica las revisiones periódicas con tu dentista.

La preparación es útil para los pacientes con miedo. Puedes planificar con antelación tus citas al odontólogo de forma que no sea algo en lo que debas estar pensando continuamente. y habla con el especialista antes de cada tratamiento, para que el proceso no sea ninguna sorpresa.

3.2. Lleva una lista de preguntas y dudas.

Además, si debes realizar un tratamiento, pregunta todo aquello que consideres necesario. Expresa tu ansiedad y lleva una lista con cuestiones para tu especialista, quien de haber tratado previamente con pacientes que sufren odontofobia, podrá solventar tus dudas y temores con su trato.

4. Distráete.

4.1. Reduce tus niveles de estrés en general.

La distracción puede suponer una práctica distinta para cada persona. La actividad física o realización de algún deporte, el yoga, la meditación, las técnicas de relajación o el mindfulness, por ejemplo, son prácticas saludables que no sólo nos ayudan a mejorar la salud de nuestro cuerpo y mente, sino que, además, reducen considerablemente nuestros niveles de estrés.

Hacer meditación

EL EJERCICIO FÍSICO Y MENTAL TE AYUDARA A CUIDARTE POR DENTRO Y POR FUERA, ESTABLECIENDO UNA BUENA BASE EN TU ESTILO DE VIDA DIARIO, PARA SUPERAR TU ODONTOFOBIA.

Piensa que toda nuestra salud está ligada y que, si bien aquí nos centramos en la bucodental, el hecho de que cuides todos los aspectos de tu bienestar puede motivarte aún más a superar tu ansiedad, tu estrés y tus miedos a la hora de acudir al dentista.

4.2. Piensa en estas prácticas antes de cualquier cita con el dentista.

Para distraerte y hacer que este momento sea más llevadero:

  • Agenda tus citas temprano. Generalmente a primera hora de la mañana puedes evitar incidencias y esperas que puedan aumentar tu ansiedad. En este caso, resulta más fácil evitar acudir con demasiada antelación a la consulta de tu dentista.
  • Al esperar, distrae tu mente con alguna actividad. Si no es posible agendar tu cita temprano, o bien, debes permanecer algunos minutos en la sala de espera antes de entrar en la consulta, puedes llevar algún juego, lectura o música de tu elección. También puedes poner en práctica alguna técnica de relajación, centrándote en tu respiración.
  • En algunas ocasiones será posible llevar música de tu elección que pueda relajarte durante el tratamiento. Solicita usarla dentro de la consulta si, de esta forma, estás más cómodo con todo el proceso. Por otro lado, también puedes preguntar a tu dentista si es posible tomar algún tipo de medicación para calmar los nervios, pero no lo hagas sin consultar primero.

5. Avisa.

Recuerda que los procedimientos que se llevan a cabo hoy en día utilizan técnicas que evitan el dolor. No obstante, si en algún momento de la cita o el tratamiento te sientes incómodo o ansioso, avisa a tu dentista para que pueda ayudarte. Por ejemplo, si no puedes hablar y sientes algún malestar, siempre puede acordar un gesto o una señal con el odontólogo.

Recuerda que en los centros especializados en pacientes que sufren ansiedad y miedo al dentista, descubrirás que el trato está enfocado en hacer el proceso lo más apacible y cómodo posible.

Ebook

EBOOK

APRENDE A GESTIONAR TU MIEDO AL DENTISTA

Sigue cuidando de tu salud dental sin que el estrés te detenga.

Ebook

EBOOK

Categoría/s: Miedo al dentista, Salud dental

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34