¿Qué consecuencias tiene la odontofobia?

Categoría/s: Miedo al dentista, Salud dental

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34
consecuencias odontofobia

La odontofobia, ese gran medio al dentista, es un problema muy frecuente en la sociedad. Sentir estrés ante la perspectiva de acudir a una visita con el odontólogo y evitar a toda costa esta situación tiene, desafortunadamente, consecuencias negativas para la salud bucodental de los pacientes.

Recurso 45 CONTENIDOS

Recurso 52

Qué necesitas saber para pasar por un tratamiento sin molestias

1. ¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE DEJAR DE IR AL DENTISTA?
1.1. ACUMULACIÓN DE BACTERIAS.
1.2. MOVILIDAD O PÉRDIDA DENTAL.
1.3. PROBLEMAS DE MORDIDA.
2. ¿QUÉ HACER PARA SUPERAR EL MIEDO AL DENTISTA?
2.1. INFÓRMATE: EL CONOCIMIENTO ES PODER.
2.2. BUSCA UNA CLÍNICA QUE TRATE CON PACIENTES CON ODONTOFOBIA.
2.3. CONOCE LAS TÉCNICAS PARA SUPERAR TU MIEDO.

1. ¿Qué consecuencias tiene dejar de ir al dentista?

Existen múltiples causas por las que un paciente puede experimentar pánico o fobia al dentista. Lo ideal en estos casos, es poder contar con el apoyo de profesionales odontólogos que tengan una amplia experiencia en el trato con pacientes que sufren este estrés. Pero, por otro lado, la información también es poder, por lo que debes conocer cuáles son las posibles consecuencias de la odontofobia y de no acudir al dentista y cómo solventar estos problemas:

1.1. Acumulación de bacterias.

Si tienes molestias en la boca desde hace algún tiempo, experimentas mal olor (halitosis) o una mayor sensibilidad en los dientes, especialmente ante los cambios de temperatura, o bien, un ocasional sangrado en las encías, debes saber que estos son indicios de una posible enfermedad periodontal.

Con esta información no queremos aumentar tu nivel de estrés, sino simplemente informarte que un déficit en la limpieza bucodental puede llevar a una acumulación de sarro o cálculo dental difícil de eliminar de forma manual.

En este sarro es donde se acumulan bacterias responsables de la aparición de enfermedades en las encías como son la gingivitis y periodontitis. Enfermedades que, por cierto, son reversibles pero que principalmente queremos poder evitar, ¿cómo?

Si acudes a simples revisiones anuales con tu odontólogo (incluso si consideras que tus dientes están en buen estado), sigues sus recomendaciones de higiene dental, llevas una alimentación saludable y, por supuesto, realizas limpiezas profesionales con el especialista, este problema tiene fácil remedio, evitando así cualquier otra complicación que pueda causarte una mayor ansiedad.

1.2. Movilidad o pérdida dental.

De no tratarse la periodontitis, es posible que esta comience a causar problemas de recesión en las encías, movilidad dental o, incluso y en los casos más extremos, pérdida de piezas dentales. Si bien estos casos son evitables siguiendo las recomendaciones anteriores, debes saber que existe un tratamiento y que, gracias a los avances en la tecnología odontológica, está exento de dolor.

Para tratar la pérdida dental, como seguramente sabes, contamos con tratamientos de implantología dental, realizados con técnicas avanzadas en las que los pacientes sólo sienten leves molestias, fáciles de paliar con analgésicos comunes.

anestesia o sedación consciente

ADEMÁS, DURANTE EL PROCEDIMIENTO DE ESTE TRATAMIENTO, EXISTEN TÉCNICAS DE SEDACIÓN CONSCIENTE O ANESTESIA CON LAS QUE PODEMOS AYUDAR A NUESTROS PACIENTES A SOBRELLEVARLO SIN ESTRÉS.

1.3. Problemas de mordida.

Por otro lado, es también posible que la alineación de los dientes no sea la óptima, es decir, que existan problemas de mordida. Esta desalienación de los dientes que puede confundirse, únicamente, con un problema estético, puede acarrear problemas en la mandíbula y en el habla.

La malposición dental es problema frecuente, pero que incluso en los adultos tienen solución. De hecho, nuevos tratamientos como el de Invisalgn son perfectos para los pacientes adultos, ya que consiste en alineadores transparentes que pueden removerse durante las comidas y que no causan rozaduras y molestias en las encías.

2. ¿Qué hacer para superar el miedo al dentista?

2.1. Infórmate: el conocimiento es poder.

La información sobre problemas y tratamientos debería ser un aliciente para acudir al dentista y cuidar de tu salud bucodental, no aumentar tu estrés. Siempre que busques información online te recomendamos acudir a las páginas de las clínicas dentales donde se expongan las soluciones a los problemas dentales que podrías padecer.

En estas páginas también encontrarás detalles y ejemplos de otros pacientes que han pasado por un procedimiento similar al que tu necesitas. No tienes porqué sentir vergüenza, cualquiera que sea tu problema bucodental, seguramente encontrarás un caso clínico similar que, además, podría ayudarte a sobrellevar mejor tu miedo.

2.2. Busca una clínica que trate con pacientes con odontofobia.

Si decides buscar un nuevo dentista, investiga los tipos de tratamientos que ofrecen los centros más cercanos a ti pero, principalmente, busca aquellos centros que hayan tenido trato con pacientes que sufren odontofobia o estrés ante una cita con el dentista.

Por un lado, es importante que tengas en cuenta clínicas dentales capaces de ofrecer tratamientos multidisciplinares y que estén especializadas en casos complejos ya que de esta forma puedes saber que cuentan con profesionales versados en las últimas técnicas y tecnologías.

Por otro lado, investigar aquellos centros dentales que tengan práctica en la atención de personas con miedo al dentista puede darte una mayor seguridad. En este caso, las reseñas de los pacientes sobre el trato que reciben también podrían ayudarte.

2.3. Conoce las técnicas para superar tu miedo.

Con el objetivo de normalizar las visitas al dentista y empezar a superar tu miedo o ansiedad, te recomendamos:

  1. Haz tu investigación y elige centros con tratamientos multidisciplinares que sepan tratar con pacientes con miedo y dispongan de la tecnología y el instrumental odontológico necesario.
  2. No esperes a sufrir dolor para acudir al dentista, la prevención de cualquier enfermedad bucodental te ayudará con tu miedo porque evitarás problemas y enfermedades mayores.
  3. Planifica las revisiones periódicas con tu dentista y habla con el especialista antes de cada tratamiento, para que el proceso no sea ninguna sorpresa.
  4. Expresa tu ansiedad y lleva una lista de preguntas si es necesario para que el especialista solvente todas tus dudas y temores.
  5. Agenda las citas temprano y evita acudir con demasiada antelación para que la espera no sea prolongada y te produzca ansiedad.
  6. Durante el momento de espera, distrae tu mente con alguna actividad (juego, lectura, música, etc.)
  7. Lleva música de tu elección que pueda relajarte y solicita usarla si, de esta forma, estás más cómodo durante el tratamiento.
  8. Aprende algunas técnicas de relajación que puedan ayudarte a reducir tus niveles de ansiedad y estrés: serán además útiles en cualquier ámbito de tu vida.
  9. Si en algún momento de la cita o el tratamiento te sientes incómodo o ansioso, coméntalo con tu dentista para que pueda ayudarte.
  10. Si no es posible hablar y sientes algún dolor, acuerda algún gesto o señal que le indique a tu especialista tu malestar.
Ebook

EBOOK

APRENDE A GESTIONAR TU MIEDO AL DENTISTA

Sigue cuidando de tu salud dental sin que el estrés te detenga.

Ebook

EBOOK

Categoría/s: Miedo al dentista, Salud dental

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34