Tengo un diente roto, ¿cómo puedo tratarlo?

Categoría/s: Estética dental, Implantología, Ortodoncia, Salud dental

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34
Tengo un diente roto ¿cómo puedo tratarlo?

Si un diente está fracturado, desgastado o deteriorado, es vital tratarlo lo antes posible, con tal de poder conservar el diente natural.

Recurso 45 CONTENIDOS

Recurso 52

Por qué se produce la fractura dental y cómo tratarla

1. ¿POR QUÉ SE PRODUCE EL DETERIORO DE UN DIENTE?
2. ¿QUÉ ES LA RESTAURACIÓN DENTAL?
3. ¿QUÉ PUEDE OCURRIR SI NO TRATO MI DIENTE ROTO?
4. ¿QUÉ TRATAMIENTOS SE EMPLEAN PARA RESTAURAR UN DIENTE?
5. ¿QUÉ HACER SI FINALMENTE SE PIERDE EL DIENTE?

1. ¿Por qué se produce el deterioro de un diente?

Los dientes, en realidad, tienen un desgaste natural con el paso de los años. Es normal que por el uso frecuente de los dientes al morder, al masticar o al hablar, los adultos mayores empiezan a detectar el debilitamiento de sus dientes. Esto, en un principio, no supone un problema grave; los pacientes senior pueden mantener sus dientes sanos durante muchos años si llevan un cuidado de su salud dental adecuado.

No obstante, es cierto que hay factores que pueden condicionar un deterioro dental mucho más rápido de lo común. Estos factores pueden aumentar la sensibilidad del diente paulatinamente, deteriorar el esmalte, o directamente infectar la raíz del diente.

Desgaste por malos hábitos al morder o masticar.

Una dentadura alineada permite repartir la fuerza de la mordida en todos los dientes. Pero en el momento en que hay problemas en uno o varios dientes, esto afecta al resto de los dientes. Un diente desgastado o quebrado puede dar lugar a la maloclusión, a la pérdida de la alineación entre los dientes, causando posiblemente el mismo daño en otros dientes.

Deterioro por hábitos inadecuados de higiene dental.

La higiene bucodental es parte fundamental de una boca sana, dado que mantiene el equilibrio de la presencia de bacterias en la boca. Si no se sigue un hábito adecuado, las bacterias más dañinas pueden empezar a perjudicar poco a poco al bienestar de los dientes, como también al de las encías.

Desgaste por fricción o rechinamiento de los dientes.

Este hábito es el que realizan las personas con bruxismo. Dado que es un hábito que se realiza de manera inconsciente, el paciente puede no percatarse del desgaste que genera este hábito en sus dientes. A largo plazo puede suponer un severo desgaste dental.

Infección dental.

La ya conocida caries es una de las enfermedades dentales que puede ocasionar la rotura dental, ya que destruye poco a poco los tejidos de los dientes. Pero, además, hay otras enfermedades que, al estar presentes en la boca – de manera severa – pueden acabar infectando a los dientes. Tal como ocurre en la infección severa de las encías o periodontitis.

Fractura por traumatismo o accidente.

Puede ocurrir, evidentemente, que un paciente experimente un golpe que acaba dañando su diente. En algunos casos suele ser de manera superficial, mientras que en otros el traumatismo puede dañar al diente en el futuro.

Ebook

EBOOK

EL TRATAMIENTO DE REHABILITACIÓN ORAL

La solución de problemas bucodentales hasta en los casos más complejos.

Ebook

EBOOK

2. ¿Qué es la restauración dental?

Se denomina restauración dental al enfoque de la odontología que tiene como objetivo reparar total o parcialmente un diente dañado o desgastado, devolviéndole su funcionalidad y su forma natural.

Esto significa que no hay un único tratamiento para curar un diente roto o deteriorado, sino que existen diversas técnicas y materiales para restaurar la forma del diente. Si bien hace años atrás se trabajaba en la colocación de coronas dentales hechas de oro o plata, hoy en día existen materiales que consiguen resultados más óptimos: resina, porcelana, zirconio,etc.

Así, el paciente puede tanto curar como mantener su diente natural en la boca. Además, previene daños más severos en el diente, por lo que se previene por ende la aparición de enfermedades bucodentales.

¿Qué método de restauración dental es el más adecuado? Depende de las causas del diente roto o deteriorado, como también de las condiciones de salud bucodental del paciente.

Tecnología odontología

Se recomienda visitar una clínica dental donde el odontólogo pueda realizar unos estudios óptimos con tecnología actual, de manera que se estudie en profundidad la gravedad del daño del diente.

3. ¿Qué puede ocurrir si no trato mi diente roto?

En el momento en que el paciente ha detectado una rotura o deterioro de la forma de sus dientes, siempre se recomienda una visita a la clínica para consultar con un odontólogo sobre esta situación.

Pero si se retrasara la solución de la fractura dental, o bien se trata mediante un tratamiento inadecuado para el diente, puede afectar a la estabilidad del diente.

Uno de los principales problemas de una rotura o deterioro es la exposición del diente a la placa bacteriana presente en la boca. Puede ocurrir que las bacterias, si se acumulan en el diente dañado, puede dar lugar a la aparición de caries. La caries, si no se trata, puede avanzar hacia el deterioro total del diente.

Si la infección llega a la pulpa dental del diente, su parte más interior, puede llegar a causar la muerte del diente o necrosis pulpar. En este momento el diente natural ya no se puede tratar, y acaba por dar lugar a su pérdida poco tiempo después.

Afortunadamente, este desenlace se puede prevenir acudiendo a una clínica dental a tiempo. Incluso los odontólogos más profesionales pueden llegar a tratar casos severos de daños dentales.

Tratamientos para dientes rotos

El odontólogo determina la técnica de restauración dental a realizar dependiendo del nivel de rotura dental, y dependiendo de la salud bucodental del paciente.

4. ¿Qué tratamientos se emplean para restaurar un diente?

Los tratamientos que se implementan para una restauración dental dependen de la naturaleza del problema.

— Las carillas dentales son unas finas láminas, fabricadas en porcelana o resina, que permiten devolver al diente su forma natural mediante un tratamiento sin molestias.

— La incrustación dental es una técnica que se emplea normalmente en los molares (muelas) que requieren una restauración importante de su superficie.

— Si el diente dañado está afectando a la alineación de los dientes, puede tratarse mediante ortodoncia.

— Un diente afectado por caries, con tal de prevenir problemas severos, puede tratarse mediante la colocación de un empaste dental.

— La reconstrucción de un diente que ha sido afectado en su raíz requiere un tratamiento de endodoncia. Reemplazando la pulpa dental se puede mantener el diente natural sin que corra riesgo su estabilidad en la boca.

5. ¿Qué hacer si finalmente se pierde el diente?

Sin embargo, si el paciente experimenta de todos modos la pérdida del diente, existe todavía una solución para recuperarlo: hacerlo mediante la colocación de un implante dental fijo. Debido a los avances en la rama de la implantología, hoy es posible colocar un diente artificial fijo en la zona del diente perdido.

Permite al paciente restaurar la correcta funcionalidad de sus dientes, al igual que restaura la estética de una dentadura completa, ya que el diseño del diente se trabaja especialmente para conseguir el aspecto de un diente natural.

Categoría/s: Estética dental, Implantología, Ortodoncia, Salud dental

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34