Todo sobre la elevación de seno maxilar

Categoría/s: Implantología, Rehabilitación oral, Salud dental

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34
elevación de seno maxilar

Como seguramente ya sabes, la implantología dental es uno de los técnicas más habituales para restaurar las piezas dentales, en aquellos pacientes que han sufrido su pérdida. No obstante, antes de realizar este procedimiento es necesario comprobar que no se haya producido también una pérdida de masa ósea dental, en cuyo caso sería necesario llevar a cabo una elevación de seno maxilar.

Recurso 45 CONTENIDOS

Recurso 52

¿Qué debes saber sobre la elevación de seno maxilar?

  1. ¿POR QUÉ SE REALIZA LA ELEVACIÓN DE SENO MAXILAR?
  2. ¿QUÉ ES LA ELEVACIÓN DE SENO MAXILAR? ¿ES DOLOROSA?
  3. ¿CUÁNDO ES NECESARIO REALIZAR ESTE PROCEDIMIENTO?
  4. ¿CÓMO ES EL TRATAMIENTO DE ELEVACIÓN DE SENO MAXILAR?
  5. ¿CÓMO ES EL POSOPERATORIOS Y QUÉ CUIDADOS TENER?

1. ¿Por qué se realiza la elevación de seno maxilar?

Como hemos comentado, la colocación de implantes es uno de los procedimientos más solicitados para tratar la pérdida de piezas dentales por su comodidad y durabilidad y, además, forma parte de las técnicas llevadas a cabo en tratamientos de rehabilitación oral, como una más de las soluciones a problemas dentales más complejos.

No obstante, esta técnica no siempre se lleva a cabo del mismo modo, ya que es posible haber perdido la masa ósea maxilar y que la altura del hueso superior sea insuficiente para colocar o sujetar el tornillo de titanio que equivaldría a la nueva raíz del diente protésico, razón por la cual es necesario realizar una elevación de seno maxilar.

Primero, ¿a qué se debe la perdida de hueso?

Cuando una pieza dental falta y no se le da una pronta solución, además de las habituales complicaciones en la articulación de sonidos y en la masticación, comienza a producirse un desgaste mayor en la zona superior que, con el tiempo, produce la pérdida de hueso maxilar, también conocida como reabsorción del hueso dental.

Esto sucede porque el hueso alveolar, es decir, el hueso del maxilar que reviste el alveolo o cuenca donde se ubica la raíz del diente, ya no recibe el estímulo de la pieza dental original y, por esta razón, comienza a perder su altura y grosor.

Por otro lado, también es cierto que algunos pacientes que han sufrido la pérdida de uno o varios dientes, aunque sean portadores de algún tipo de prótesis, pueden ser más proclives a padecer problemas como la periodontitis o piorrea, una enfermedad de las encías que también provoca el deterioro en esta masa ósea y que puede comprometer el resto de la dentadura.

De ser la periodontitis la causa de la reabsorción ósea, primero debería tratarse antes de proceder con la técnica adecuada de regeneración del hueso dental para realizar la inserción del implante, que de afectar a la zona conocida como seno, implicaría realizar una elevación de seno maxilar.

2. ¿Qué es la elevación de seno maxilar? ¿Es dolorosa?

Para darle solución al problema causado por la reabsorción del hueso dental que afecta al seno maxilar, se realiza una procedimiento conocido como elevación, una técnica quirúrgica que permite aumentar verticalmente la cantidad de masa ósea disponible para realizar el implante dental.

Es decir, la elevación de seno maxilar permite rehabilitar el maxilar superior de forma que pueda llevarse a cabo una efectiva colocación del implante, y además, que pueda reforzarse el maxilar, especialmente la zona posterior.

Esta técnica quirúrgica es segura, efectiva, y predecible siempre y cuando se realice por profesionales con amplia experiencia en este procedimiento. En este caso, debe estudiarse el historial clínico del paciente, para contextualizar la situación y llevarse a cabo las pruebas y estudios pertinentes que indiquen la idoneidad de este tratamiento o la necesidad de realizar otro.

3. ¿Cuándo es necesario realizar este procedimiento?

Como hemos dicho, cuando la pérdida ósea superior es drástica, sería necesario realizar esta técnica de elevación de seno maxilar para recuperar volumen y colocar los tornillos de los implantes.

No obstante, el objetivo es siempre elegir la técnica menos “traumática” para el paciente, razón por la cual, es posible optar en ocasiones por otras técnicas alternativas y avanzadas de Implantología dental como la colocación de implantes cortos, implantes pterigoideos, o bien, cigomáticos cuando se puede realizar una combinación con otros implantes.

Por esta razón, es fundamental realizar un diagnóstico adecuado del paciente, mediante la exploración oral y estudios radiológicos y de oclusión que indiquen cuál es el mejor abordaje, es decir, la mejor técnica a realizar, ya que en ciertos casos la de elevación de seno maxilar será la más indicada para el paciente.

Ebook

EBOOK

EL TRATAMIENTO DE REHABILITACIÓN ORAL

La solución de problemas bucodentales hasta en los casos más complejos.

Ebook

EBOOK

4. ¿Cómo es el tratamiento de elevación de seno maxilar?

Cabe mencionar que al tratarse de cirugías es necesaria la aplicación de anestesia local para insensibilizar la zona. No obstante, para aquellos pacientes que sufren un mayor estrés, o bien, padecen odotofobia es posible realizar la técnica de sedación consciente. Según la vía de abordaje pueden llevarse a cabo dos técnicas de elevación de seno maxilar.

  • Elevación de seno cerrada o técnica atraumática en la que es necesario disponer de, al menos, 5 milímetros de hueso maxilar remanente. Esta técnica, que casi siempre permite coloca inmediatamente después un tornillo (implante) de entre 1 y 3 milímetros más que la altura ósea disponible en un inicio, se aprovecha la abertura del mismo implante para elevar la membrana sinusal y rellenarla con hueso artificial.
  • Elevación de seno abierta o técnica de Cadwell-Luc, protocolo basado en la especialidad de Otorrinolaringología para tratar la sinusitis. En esta técnica se realiza una incisión lateral que ampliará la visión de la zona a trabajar, es decir, la membrana sinusal ubicada en el suelo del maxilar, que se debe levantar mediante la adición de una sustancia biocompatible con el organismo y biodegradable que pueda sustituir el hueso faltante. En este caso, dependiendo de la base de hueso maxilar inicial, será necesario o no esperar aproximadamente 7 meses para colocar el implante.

5. ¿Cómo es el posoperatorios y qué cuidados tener?

  1. Tras la cirugía de elevación de seno maxilar, y como en cualquier procedimiento de características similares, es posible experimentar una inflamación notable e incluso un hematoma en la zona tratada, en las 48 horas posteriores.
  2. Las molestias causadas por este tratamiento pueden ser mínimas gracias a la ingesta de los medicamentos recetados por el especialista, además, los síntomas mencionados habrán desaparecido en un plazo de 7 a 10 días después de la operación.
  3. Hasta pasadas 24 horas de la cirugía no es recomendable enjuagarse la boca ni cepillarse los dientes. Tras este tiempo prudencial, habrá que realizar una limpieza bucodental evitando la zona tratada y siguiendo las recomendaciones del doctor.
  4. Durante un tiempo será necesario llevar una dieta blanda y principalmente fría, y se deberá evitar el alcohol y el tabaco ya que comprometen el éxito del tratamiento y los implantes.
  5. Además de estas recomendaciones generales, es fundamental seguir las indicaciones del especialista para una adecuada recuperación, ya que cada historial clínico es diferente y puede conllevar unas necesidades también distintas.

Ante todo recuerda que la Implantología dental ha avanzado mucho en recientes años y que debes tener miedo a los procedimiento. Si has sufrido la pérdida de un diente, opta por consultar con especialistas en casos complejos que te recomendarán la mejor solución y te acompañarán en el camino para evitar la aparición de enfermedades bucadentales y garantizar el éxito de tus implantes.

Categoría/s: Implantología, Rehabilitación oral, Salud dental

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34