¿Cuáles son las enfermedades de las encías?

Categoría/s: Implantología, Periodoncia, Rehabilitación oral

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34
enfermedades de las encías

Una simple inflamación o enrojecimiento de las encías, o bien, un ocasional sangrado pueden ser indicativo de un problema mayor que estemos descuidando, y debes saber que las enfermedades de las encías puede ocasionar, en el peor de los casos, la pérdida de piezas dentales.

Recurso 45 CONTENIDOS

Recurso 52

¿Qué debes saber sobre las enfermedades de las encías?

  1. LAS SEÑALES DE ADVERTENCIA QUE INDICAN QUE EXISTE UN PROBLEMA.
  2. LOS FACTORES QUE AUMENTAN EL RIESGO DE SUFRIR ESTAS ENFERMEDADES.
  3. CUÁLES SON LAS PERSONAS MÁS PROPENSAS A SUFRIR ESTAS DOLENCIAS.
  4. LAS DIFERENCIAS PRINCIPALES DE LAS ENFERMEDADES DE LAS ENCÍAS.
  5. LAS FORMAS MÁS EFICACES DE PREVENIR ESTAS ENFERMEDADES.

1. Las señales de advertencia que indican que existe un problema.

La gingivitis y periodontitis, las enfermedades de las encías, son infecciones de lo tejidos que sujetan y rodean los dientes en menor y mayor grado y, en última instancia, son las principales causas de pérdida dental en los adultos.

La detección de estas enfermedades puede ser difícil ya que, en muchos casos, estas afecciones son indoloras para el paciente que las sufre, razón por la cual es fundamental acudir a limpiezas y revisiones periódicas que puedan prevenirlas antes de que ocasionen lesiones permanentes.

No obstante, sí que existen algunos factores sintomáticos que pueden darnos una pista de la existencia de estos problemas y urgirnos a acudir a nuestro dentista:

  • El continuo mal aliento o mal sabor de boca.
  • El fácil sangrado de las encías.
  • El cambio de color, enrojecimiento, hinchazón.
  • El dolor persisten o al masticar.
  • La aparición de pus entre encías y dientes.
  • La retracción de las encías.
  • La separación de los dientes.
  • Las alteraciones en la mordida.
  • El desajuste de las prótesis dentales.

2. Los factores que aumentan el riesgo de sufrir estas enfermedades.

Cuando empezamos a tener mayor consciencia de nuestra salud bucodental, especialmente a una edad más temprana, los problemas dentales que más nos preocupan son los relativos a la caries, la mordida e incluso la apariencia. Las encías parecen ocupar, en muchos casos, una segunda posición. No obstante, es fundamental cuidarlas tanto como cuidamos nuestros dientes, porque al fin y al cabo son su soporte.

Como hemos visto, existen algunos indicativos que nos pueden advertir de la existencia de un problema en las encías, pero debes saber que estas señales no aparecen siempre, o bien, únicamente entre la población adulta, sino que también se pueden desarrollar en adolescentes, razón de más para procurar el correcto cuidado bucodental.

En primer lugar, debes saber que las enfermedades de las encías se inician por una alteración en el equilibrio de las bacterias que habitan en la cavidad bucal. Esta alteración lleva a un acúmulo de cálculo dental o sarro, y que en términos médicos conocemos también como biofilm bucal. Este biofilm a la larga puede deteriorar el tejido de tus encías, especialmente si se mantienen ciertos hábitos. De hecho, algunos de los factores que aumentan el riesgo de sufrir las enfermedades de las encías son:

  • Una higiene bucal deficiente.
  • Fumar o mascar tabaco.
  • La ingesta de ciertos medicamentos.
  • Las dietas ricas en azúcar, almidón y ácidos.
  • Estrés emocional y físico.
  • Alteraciones hormonales: pubertad, embarazo, menopausia, ciclo mentrual.
  • Factores hereditarios.

3. Cuáles son las personas más propensas a sufrir estas dolencias.

Las enfermedades de las encías las sufren 8 de cada 10 personas de más de 35 años en España y, si bien ya hemos comentado cuáles son los factores de riesgo generales, es cierto que parece haber una relación entre este problema y otras enfermedades. De hecho, en la actualidad, se están investigando algunas enfermedades sistemas que pueden también ser un factor de riesgo en la población a la hora de sufrir enfermedades de las encías.

Según la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración) las personas más propensas a sufrir estas dolencias son aquellas que padecen problemas como: la diabetes mellitius, algunas enfermedades cardiovasculares, obesidad, la enfermedad de Chron, efectos adversos sobre el embarazo, disfunción eréctil, artritis reumatoide o el Alzheimer.

4. Las diferencias principales de las enfermedades de las encías.

La enfermedad de las encías avanza por etapas, de ahí que en este artículo abordemos el tema diferenciando dos patologías principales: la gingivitis y la periodontitis.

En la primera etapa: sarro

Los azúcares y almidones de los alimentos que ingerimos interactúan con las bacterias de nuestra boca, formando una placa bacteriana (película pegajosa) que, al endurecerse, puede convertirse en cálculo o sarro, difícil de eliminar con la higiene dental diaria y que, a largo plazo, es perjudicial para la salud.

En la segunda etapa: gingivitis

Si la placa no se elimina, esta puede causar gingivitis, que es la enfermedad de las encías más leve y que se caracteriza por la sensibilidad, irritación e inflamación del tejido que rodea y sostiene los dientes, pero que puede revertirse más fácilmente con un tratamiento profesional.

En la tercera etapa: periodontitis

Si la inflamación continua y no se revierten los efectos de la gingivitis, esta se desarrolla en periodontitis, la enfermedad de las encías más grave que ocasiona la formación de bolsas periodontales. Estas bolsas de bacterias entre las encías pueden originar una infección crónica causante de la pérdida de tejidos y huesos que soportan los dientes y, con el tiempo, la pérdida de la pieza dental. Además, si la enfermedad periodontal no se trata, ésta puede afectar al sistema inmunitario.

Por otro lado, si eres usuario de prótesis dentales, debes saber que puedes correr un riesgo mayor de padecer enfermedades en las encías:

Mucositis periimplantaria

Las superficies implantarias no están exentas de la formación de biofilm. Por ello, los pacientes de prótesis dentales pueden padecer mucositis, un caso leve de enfermedad inflamatoria de los tejidos blandos que hay alrededor del implante. Esta patología, similar a la gingivitis, es reversible y no supone la pérdida de hueso.

Periimplantitis

Si la mucositis periimplantaria no es tratada, puede evolucionar a periimplantitis, otra enfermedad de las encías en pacientes con implantes que equivale a la periodontitis. En este caso los tejidos duros también se ven perjudicados y puede producirse a destrucción del hueso que sujeta el implantes, causando la pérdida de este.

5. Las formas más eficaces de prevenir estas enfermedades.

La prevención siempre es el método más eficaz para evitar estas enfermedades, una prevención que debe iniciarse en edades tempranas para mantener la salud oral. Para ello es imprescindible:

  • Realizar una buena higiene bucal: cepillarse los dientes de la forma adecuada, pasar el hilo dental y usar enjuague bucal recomendado por tu dentista es imprescindible para la salud de tus encías.
  • Acudir a tu dentista e higienista dental: por un lado, es fundamental realizar revisiones periódicas; por otro; las limpiezas dentales profesionales son necesarias para paliar el acúmulo de placa que no evita el primer paso.
  • Mantener una vida saludable: evitar en mayor medida alimentos con alto contenido en azúcares, almidón y ácidos; no fumar; e intentar llevar un estilo de vida libre de estrés.

Piensa que de padecer alguna de estas enfermedades periodontales, el método de tratamiento dependerá de cada tipo y de hasta qué punto haya avanzado en cada uno de los pacientes. Por ello, te recomendamos acudir siempre a profesionales expertos.

Ebook

EBOOK

EL TRATAMIENTO DE REHABILITACIÓN ORAL

La solución de problemas bucodentales hasta en los casos más complejos.

Ebook

EBOOK

Categoría/s: Implantología, Periodoncia, Rehabilitación oral

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34