Erosión dental: causas, prevención y tratamientos

Categoría/s: Periodoncia, Rehabilitación oral, Salud dental

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34
erosión dental

La erosión dental, uno de los tipos más frecuentes de desgaste, hace que nuestra dentadura se vaya debilitando con el tiempo, provocando problemas no sólo estéticos, sino también funcionales, que pueden derivar en otras complicaciones de salud bucodental. Para evitar éste y otros problemas, primero debes conocer en qué consiste este tipo de desgaste dental, qué lo causa y cómo evitarlo.

Recurso 45 CONTENIDOS

Recurso 52

¿Qué debes saber sobre la erosión dental?

  1. ¿QUÉ ES LA EROSIÓN DENTAL Y QUÉ LA CAUSA?
  2. ¿QUÉ PROBLEMAS CAUSA LA EROSIÓN DENTAL?
  3. ¿QUÉ TRATAMIENTOS TIENE LA EROSIÓN DENTAL?
  4. ¿CÓMO PREVENIR LA EROSIÓN DENTAL?

1. ¿Qué es la erosión dental y qué la causa?

La erosión dental supone el desgaste o pérdida progresiva del esmalte de los dientes a causa de un contacto prolongado de ácidos que no encontramos presentes en la placa bacteriana. Como seguramente sabes, este esmalte es la cubierta de nuestras piezas dentales y su función principal es la protección de las mismas.

Si esta capa externa se ve afectada por la erosión (es decir, por la exposición a estos ácidos) continuada, comienza a debilitarse con el paso del tiempo, exponiendo así la dentina, que es la siguiente capa dentaria de color amarillento (y más sensible) que protege el nervio.

Existen dos causas principales que provocan una acumulación de ácidos excesiva en la cavidad oral y que dan origen a los dos tipos de erosión que conocemos, y que también pueden darse simultáneamente:

La erosión dental intrínseca

Cuando los ácidos proceden del aparato digestivo, es decir, cuando los ácidos gástricos de nuestro estómago son el origen del problema, y estos suelen causar lesiones en la cara interna de los dientes. Pacientes con reflujo gastroesofágico, con trastornos alimenticios como la anorexia o bulimia, o incluso, con alcoholismo tienen frecuentemente este tipo de desgaste dental.

Erosión dental extrínseca:

Cuando los ácidos proceden de la ingesta de ciertos alimentos o medicamentos, la erosión suele afectar a la cara externa de los dientes. Es decir, el origen de este problema está determinado por ciertos hábitos dietéticos, como el consumo de bebidas ácidas o carbonatadas, excesivos azúcares o alimentos ácidos. Pero también por el consumo de ciertos medicamentos que contengan ácido clorhídrico, ácido acetil salicílico o hierro, o incluso, suplementos de vitamina C.

2. ¿Qué problemas causa la erosión dental?

Como hemos comentado, el desgaste del esmalte a causa de estos ácidos va exponiendo progresivamente la dentina y provocando síntomas y problemas como:

  • Un cambio en la apariencia dental: cuando los ácidos sólo afectan al esmalte en una fase inicial, pero van confiriendo a la dentadura un aspecto más pulido y redondeado.
  • La decoloración de los dientes: cuando comienza a exponerse la dentina (capa más amarillenta) y las piezas dentales empiezan a perder su color blanco característico e incluso la opacidad en los bordes dentales.
  • La creciente sensibilidad dental: cuando la erosión dental empieza a ser un problema mayor para la dentina (compuesta de un tejido más sensible), causando dolor en los dientes, especialmente ante los cambios de temperatura, presión o ingesta de azúcares.
  • La aparición de caries y/o enfermedades de las encías: a consecuencia de la pérdida del esmalte y la creciente exposición a factores de riesgo para estos problemas bucodentales.
  • La reducción de la capacidad masticatoria: debido a la aparición de los síntomas previos, es posible que los pacientes tengan más problemas a la hora de masticar correctamente, en especial, si los molares se ven afectados por el desgaste.

3. ¿Qué tratamientos tiene la erosión dental?

En primer lugar, para tratar la erosión dental, es crucial acudir a revisiones periódicas con el odontólogo. El especialista deberá determinar el origen de este tipo de desgaste y su grado de gravedad para proponer un tratamiento. De esta forma, será posible minimizar y eliminar sus efectos.

Pautas preventivas

Si la erosión está en una fase inicial es posible paliar sus efectos, identificando las causas de la erosión dental (intrínseca o extrínseca) y realizando recomendaciones para frenar la aparición de estos ácidos.

En algunos casos, será necesario realizar un estudio de la saliva para determinar si existe alguna anomalía en su capacidad para neutralizar los ácidos de la cavidad oral y mitigar sus efectos erosivos sobre el esmalte dental.

Carillas dentales.

Si la erosión es moderada y la pérdida de esmalte dental que provoca la exposición de dentina se encuentra localizada en ciertas piezas, es posible tratar este problema mediante la reconstrucción de las lesiones con resinas compuestas, la colocación de carillas dentales, para la recuperación de las habilidades funcionales de las piezas dentales.

Reconstrucción dental.

Cuando el paciente sufre un problema mayor de dientes erosionados en los que la dentina se ha visto afectada, el tratamiento consiste en la reconstrucción dental. Es posible que en esto casos sea necesario tratar de otro tipo de enfermedades derivadas, en cuyo caso sería necesario realizar un estudio y aplicar una combinación de técnicas odontológicas.

Ebook

EBOOK

EL TRATAMIENTO DE REHABILITACIÓN ORAL

La solución de problemas bucodentales hasta en los casos más complejos.

Ebook

EBOOK

Endodoncia.

Si el esmalte dental erosionado causa también una hipersensibilidad dental será necesario realizar una endodoncia, que consiste en reemplazar la pulpa dental dañada para evitar así la persistencia del dolor.

4. ¿Cómo prevenir la erosión dental?

Tanto si sufres de una erosión dental en una fase inicial, como si tu intención es prevenirla para evitar sus efectos, te recomendamos seguir es

Mantener una dieta equilibrada

Como ya hemos comentado en muchas ocasiones, una dieta saludable es sinónimo de una buena salud bucodental. Como habrás comprobado en el origen del desgaste dental, es posible evitar la aparición de ácidos excesivos llevando adquiriendo buenos hábitos alimenticios.

Beber abundante agua.

La saliva ayuda a neutralizar los ácidos en nuestra boca, por esta razón, es fundamental evitar la sequedad bucal bebiendo abundante agua para optimizar la segregación salival. Es posible padecer un trastorno en las glándulas salivales de la boca que producen insuficiente saliva que también se deberá tratar.

Realizar una adecuada higiene diaria

La óptima higiene es imprescindible para mantener una buena salud bucodental. Con el motivo de evitar la abrasión dental (otro tipo de desgaste dental causado por una técnica inadecuada de cepillado) te aconsejamos:

Acudir al especialista

Último pero no menos importante, son las visitas anuales a tu dentista para realizar una revisión rutinaria que pueda abordar cualquier problema de salud bucodental en las primeras fases, para así aportar soluciones y evitar el desarrollo de otras enfermedades.

Categoría/s: Periodoncia, Rehabilitación oral, Salud dental

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34