limpieza-periodontal

Cuando el sarro se ha instalado en los dientes va acumulándose por debajo de la línea de las encías formando unas bolsas de sarro que, si no se limpian, puede acabar en una enfermedad bucodental severa que puede, incluso, ocasionar la pérdida de piezas dentales.

Recurso 45 CONTENIDOS

Recurso 52

Evita la pérdida dental gracias a la limpieza periodontal

  1. ¿POR QUÉ ES NECESARIA LA LIMPIEZA PERIODONTAL?
  2. ¿EN QUÉ CONSISTE LA LIMPIEZA PERIODONTAL O CURETAJE DENTAL?
    1. ¿CÓMO SE REALIZA LA LIMPIEZA PERIODONTAL?
    2. ¿CUÁLES SON LOS CUIDADOS POSTERIORES A LA LIMPIEZA?
  3. ¿CADA CUÁNTO SE REALIZA EL CURETAJE?

1. ¿Por qué es necesaria la limpieza periodontal?

Las encías son fundamentales para nuestra boca, ya que ellas son las encargadas de sujetar los dientes manteniéndolos conectados a los huesos maxilares.

Cuando las encías no están sanas, las bacterias se acumulan en forma de sarro entre los dientes y las encías. Este sarro hace que las encías se inflamen y debiliten originando una enfermedad llamada gingivitis que hace que las encías se retraigan. Si la gingivitis no se trata puede agravarse dando lugar a una enfermedad bucodental más severa llamada periodontitis.

La periodontitis se origina cuando las bacterias acumuladas en los dientes generan unas bolsas de sarro entre éstos y las encías, llamadas bolsas gingivales. Estas bolsas causan una infección que destruye el tejido de la encía, y que si no se trata pronto puede infectar también al diente, el cual pierde firmeza y termina por caerse.

Así, cuando la periodontitis ya ha aparecido no se puede detener, por lo que es recomendable acudir a una clínica dental especializada en tratamientos de periodoncia.

2. ¿En qué consiste la limpieza periodontal?

La limpieza periodontal o curetaje dental es una limpieza dental profunda necesaria cuando un paciente presenta signos de una enfermedad periodontal.

Esta limpieza profunda no es posible realizarla en casa, debe ser llevada a cabo en una clínica dental por un experto en periodoncia que previamente efectuará un diagnóstico para evaluar el tratamiento según el tipo de enfermedad de las encías.

La limpieza consiste en eliminar las placas de sarro que se acumulan en las bolsas periodontales formadas entre los dientes y las encías. Estas bolsas se forman en el interior de la encía, lo que necesita de una técnica más específica que una limpieza dental normal.

La diferencia entre la higiene dental o profilaxis realizado por un higienista y la limpieza periodontal realizada por un periodoncista radica en que la primera solo se realiza en la superficie de los dientes mientras que la segunda es más profunda, llegando hasta el fondo de las bolsas gingivales que están por debajo de la línea de las encías.

Ebook

EBOOK

EL TRATAMIENTO DE REHABILITACIÓN ORAL

La solución de problemas bucodentales hasta en los casos más complejos.

Ebook

EBOOK

2.1. ¿Cómo se realiza la limpieza periodontal?

El curetaje es un tratamiento, conocido también como raspado y alisado radicular, que requiere de anestesia local para poder eliminar el sarro depositado en las bolsas periodontales, por dentro de las encías.

El dentista divide la boca en cuadrantes y realiza el tratamiento en, al menos, dos sesiones.

Con distintos instrumentos el periodoncista quita el sarro de la encía y alisa la raíz de los dientes afectados, dejando todo limpio de placa bacteriana. Este procedimiento no es doloroso, pero pasado el efecto de la anestesia, el paciente puede sentir sensibilidad en las encías que desaparecerá al cabo de unas horas.

2.2. ¿Cuáles son los cuidados posteriores a la limpieza?

Es recomendable que posteriormente a la limpieza, el paciente tome algunas precauciones durante las 48 horas posteriores al tratamiento:

  • Comer alimentos de fácil masticación.
  • Evitar las bebidas muy calientes o frías.
  • Tomar la medicación prescrita por el dentista, en su caso.
  • Cepillarse los dientes con un cepillo suave.
  • No fumar.

Para evitar la formación de nueva placa bacteriana, será aconsejable los días posteriores continuar con una higiene dental adecuada:

  • Realizar el cepillado utilizando la pasta dental recomendada por el periodoncista.
  • Utilizar el hilo dental para limpiar los espacios interdentales.
  • Realizar visitas periódicas al dentista.

3. ¿Cada cuánto se realiza el curetaje?

Según el caso, será necesario acudir a dentista cada 6 o 9 meses para una revisión y realizar el mantenimiento periodontal.

Si las visitas se realizan con la frecuencia recomendada y se siguen los cuidados indicados por el profesional, las visitas de mantenimiento serán sesiones de limpieza menos invasivas.

limpieza-periodontal

Si se continúan las sesiones de mantenimiento podrá prevenirse el avance de la periodontitis.

Categoría/s: Periodoncia

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34