halitosis-mal-aliento

La halitosis o mal aliento, es una situación incómoda que viven muchas personas y que causa vergüenza. Ante esta circunstancia se recurre chicles, enjuagues bucales, etc., para tapar el mal aliento, pero la halitosis puede esconder algún problema bucodental. Entonces ¿por qué se produce la halitosis? ¿cómo evitarla?

Recurso 45 CONTENIDOS

Recurso 52

¿Qué enfermedades o problemas pueden causar mal aliento?

  1. ¿QUÉ ES LA HALITOSIS?
    1. ¿QUÉ CAUSA LA HALITOSIS?
  2. ¿QUÉ HACER PARA EVITAR LA APARICIÓN DEL MAL ALIENTO?
  3. ¿CUÁLES SON LOS TRATAMIENTOS PARA LA HALITOSIS?
    1. TRATAMIENTO CON DENTÍFRICOS O ENJUAGUES BUCALES
    2. TRATAMIENTO PARA ENFERMEDADES DENTALES

1. ¿Qué es la halitosis? ¿qué la causa?

La halitosis es lo que comúnmente conocemos como el mal aliento. Este mal aliento puede producirse de forma ocasional, cuando se ingiere algún tipo de alimento específico o bebida, o permanente, cuando su origen es producto de alguna patología.

En un 90% de los casos, la halitosis se origina en la cavidad oral y por ello, es el motivo más frecuente en las consultas odontológicas.

Este tipo de halitosis, denominada halitosis oral, debe su origen a la acumulación de bacterias en la boca, dientes, lengua o encías. Estas bacterias se descomponen en la boca desprendiendo compuestos volátiles que causan el mal aliento.

Pero también existe un tipo de halitosis extraoral que se produce en un 10% de los casos y puede estar causada por trastornos de índole digestivo, respiratorio, por enfermedades renales o hepáticas.

Por ello, ante una situación de halitosis continuada es recomendable acudir a un especialista para determinar qué la origina, ver si existe alguna patología y para que prescriba un tratamiento.

1.1. ¿Qué causa la halitosis?

Hay varias razones por las que se puede producir la halitosis:

  • La acumulación de restos de alimentos en la cavidad bucal: Los alimentos al descomponerse producen los Compuestos Volátiles de Sulfuros (CVS) que son los causantes del mal olor en la boca.
  • La escasez de hidratación y la boca seca (xerostomía). La saliva es la responsable de lubricar y oxigenar la cavidad bucal. Posee propiedades antimicrobianas que descomponen los alimentos y así, al tragar se limpia la boca de restos evitando que se acumulen y se descompongan. Por ello, la cantidad y calidad de la saliva es fundamental para evitar el mal aliento, y también es importante mantenerse debidamente hidratado.
  • Acumulación de la placa bacteriana que se forma en los dientes. También es la causante de enfermedades periodontales, de la aparición de caries, gingivitis, etc., que contribuyen a la aparición del mal aliento.
  • Mala higiene bucal: La escasez o mala higiene bucal contribuye a contraer enfermedades que pueden afectar a la salud bucodental que favorecen la aparición de la halitosis. Cualquier zona de la boca que pueda acumular alimentos puede retener bacterias que comenzarán a descomponerse y a generar mal olor y placa bacteriana.
  • El tabaquismo: No solo provoca olor en la boca, sino que también trae como consecuencias otros problemas como la boca seca, el desarrollo de enfermedades de las encías (gingivitis, periodontitis), caries, etc., que también se asocian a la halitosis.
  • Enfermedades de origen respiratorio, gastrointestinales, hepáticas, renales o metabólicos: Enfermedades como la sinusitis, hepatitis, diabetes, dificultades digestivas pueden causar mal aliento.
  • Medicamentos: Algunos medicamentos pueden contribuir a la sequedad de la boca, otros pueden contener compuestos que contribuyan al mal aliento.
Ebook

EBOOK

EL TRATAMIENTO DE REHABILITACIÓN ORAL

La solución de problemas bucodentales hasta en los casos más complejos.

Ebook

EBOOK

2. ¿Qué hacer para evitar la aparición del mal aliento?

Las recomendaciones para evitar la aparición de la halitosis consisten en:

  • Realizar una buena higiene dental. El correcto cepillado de dientes y lengua, el uso de hilo dental para retirar restos de alimento de entre los dientes, la correcta limpieza de prótesis dentales, son hábitos que requieren realizarse a diario y con la frecuencia recomendada por el dentista. Los hábitos de higiene diarios son clave para evitar la aparición de la halitosis sino también para la prevención de una enfermedad periodontal.
  • Mantenerse hidratado para evitar la sequedad bucal.
  • Evitar el consumo de alcohol, bebidas o alimentos que provocan mal aliento.
  • Dejar el tabaco. No solo para evitar el mal aliento sino para prevenir la aparición de otro tipo de enfermedades relacionadas con este hábito.
  • Visitar al dentista con regularidad. Para prevenir este tipo de problemas y otros que pueden afectar a la salud bucodental, es fundamental realizar visitas periódicas al odontólogo para que realice revisiones del estado general de la boca.

3. ¿Cuáles son los tratamientos para la halitosis?

En el caso de que la halitosis persista, será necesario acudir al médico o al odontólogo para que determine la causa que origina el mal aliento.

Si el diagnóstico determina que el origen de la halitosis es de la cavidad bucal, es recomendable realizar una visita al odontólogo para que determine el tratamiento a seguir. El tratamiento dental puede consistir en:

3.1. Tratamiento con dentífricos o enjuagues bucales

El dentista puede aconsejar un tratamiento con pastas o enjuagues bucodentales específicos para la eliminación de la placa bacteriana. Además, puede explicar cómo realizar la limpieza y cepillado correcto de la boca para evitar la aparición del mal aliento y de la placa bacteriana para mantener una buena salud oral.

Es importante también, realizar vistas periódicas para revisiones y hacer limpiezas dentales periódicas.

3.2. Tratamiento para enfermedades dentales

Si la halitosis es provocada por enfermedades en las encías es recomendable realizar un tratamiento de periodoncia realizado por un periodoncista.

Si el mal aliento es provocado por piezas dentales dañadas, puentes dentales o prótesis en mal estado, el odontólogo recomendará la restauración dental o el reemplazo de las prótesis afectadas según sea el caso.

mal-aliento

Visita al dentista con regularidad para prevenir la aparición de la halitosis y otros problemas que pueden afectar a la salud bucodental.

Categoría/s: Salud dental

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34