¿Qué son las carillas dentales y para qué sirven?

Categoría/s: Estética dental

que son las carillas dentales

Las carillas dentales son finas láminas que se colocan encima de los dientes para restaurar su forma original.

Recurso 45 CONTENIDOS

Recurso 52

Cómo restaurar la forma de tus dientes mediante carillas dentales

1. ¿QUÉ SON LAS CARILLAS DENTALES?
2. ¿QUÉ PROBLEMAS PUEDEN SOLUCIONAR?
3. ¿CUALQUIER PERSONA PUEDE LLEVAR CARILLAS?
4. ¿CUÁNTO TIEMPO DURAN LASA CARILLAS DENTALES?
5. ¿ES NECESARIO PASAR POR QUIRÓFANO?

1. ¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son unas finas láminas que se diseñan expresamente para adherirse a uno o varios dientes. Estas finas láminas se adaptan a las irregularidades que tienen los dientes, para aportarles tanto la forma como el color de un diente sano.

La aplicación de carillas dentales, pues, consigue un aspecto equilibrado a tus dientes, lo que beneficia a la estética de tu rostro, pero también beneficia a la funcionalidad de tu boca. Unos dientes alineados pueden ayudar a que hábitos tan comunes como morder o masticar se realicen adecuadamente, sin que tu boca tenga que hacer un sobreesfuerzo.

Gracias a los avances en odontología, se puede solicitar carillas dentales elaboradas mediante distintos materiales, aplicadas a través de diferentes técnicas, etc. De manera que puedes hallar carillas dentales que se puedan ajustar por completo a tus necesidades.

2. ¿Qué problemas pueden solucionar?

La colocación de carillas dentales se emplea, de manera general, cuando los pacientes requieren una solución para mejorar su estética dental. Pero como favorecen a la alineación adecuada de los dientes, cada vez se recomienda en casos para solucionar la funcionalidad dental de los pacientes.

2.1 Dientes desalineados

Uno de los beneficios de las carillas es su capacidad para corregir dientes desalineados. Cuando la diferencia de la forma de los dientes es pequeña, es posible solucionarla mediante la colocación de carillas. Si, por el contrario, si el desalineamiento es muy extenso, quizá tu dentista te recomiende optar en primer lugar por un tratamiento de ortodoncia para corregir este problema. Una vez tu dentista detecte que tus dientes están mejor preparados, podrás solicitar la colocación de carillas dentales.

La corrección dental, más allá de ser simplemente por interés estético, es necesaria para evitar problemas en el resto de los dientes. Tanto el apiñamiento de los dientes, como la incorrecta alineación de estos, repercuten en el aumento del riesgo de padecer problemas dentales. Ambos dificultan la higiene bucal y pueden ocasionar problemas al masticar, como dolores musculares en la mandíbula y el cuello.

2.2 Anomalías en los dientes o traumatismos

Los daños leves como grietas, forma del diente, desgaste o virutas en la estructura dental también pueden solucionarse con las carillas. Con esta técnica se podrán camuflar los dientes naturales y sus imperfecciones, ofreciendo un resultado natural, luminoso y rejuvenecedor a largo plazo. En ocasiones, los dientes se deforman debido a traumatismos o malformaciones genéticas que pueden ser fácilmente reparados con la colocación de una carilla en uno o varios dientes.

2.3 Restaurar el aspecto natural del diente

Las carillas son capaces de recobrar la apariencia natural tanto de uno como varios dientes que se quieran modificar. Están preparadas para disimular manchas presentes en los dientes causadas por factores como el exceso en el consumo de tabaco, cafeína o teína, o bien por el cúmulo de sarro en la boca. También pueden mejorar el aspecto causado por desgaste dental o por dientes descoloridos.

El tamaño de las carillas es completamente ajustable a los dientes del paciente, por lo que es posible eliminar espacios grandes o pequeños entre los dientes.

3. ¿Cualquier persona puede llevar carillas?

Las carillas son una solución habitual en adultos más que en niños o adolescentes, ya que los más jóvenes pueden recurrir a otros tratamientos para solucionar problemas funcionales en su boca.

Es esencial que sepas que las carillas disimulan imperfecciones en los dientes, pero no solucionan enfermedades bucodentales. Puedes solicitar la colocación de carillas dentales, pero a largo plazo la enfermedad que no se ha tratado puede deteriorar el resultado de este tratamiento.

Por esto mismo, es recomendable que tu dentista analice el estado de tu boca, y ya en tu primera visita a la clínica dental el odontólogo detecte qué problemas de salud bucodental son necesarios tratar antes de colocarte carillas dentales. Estos son algunos de los problemas de salud bucodental que se recomienda tratar antes de la aplicación de carillas dentales en tus dientes:

— Gingivitis, o estado temprano de la enfermedad de las encías; ocasiona inflamación y sangrado fácil, lo que lo hace incompatible con las carillas.

— Caries, la destrucción del esmalte dental que puede afectar tanto a adultos como a niños, se puede prevenir con una higiene dental adecuada.

— Periodontitis, es la forma avanzada de la enfermedad de las encías y es también una causa grave de pérdida de dientes en adultos.

— Candidiasis o infección de hongos representada como una película blanca en la boca.

El tratamiento, pues, solo se puede aplicar si tus dientes están sanos, no hay ningún problema de encías, no padeces bruxismo y si tienes un buen estado de salud general sin infecciones activas.

4. ¿Cuánto tiempo duran las carillas dentales?

La duración de las carillas dentales depende del tipo de material que se emplee para fabricarlas. En la actualidad los dos materiales más demandados por los pacientes son la resina y la porcelana.

Las carillas de resina o de composite son muy populares por aplicarse mediante un procedimiento económico, rápido y que no requiere tener que tallar el diente. Son carillas que duran de media entre unos cinco o siete años, pero no suelen conservar el resultado por más tiempo.

Cuanto mejor sea la calidad de la resina o composite, más se acercará al nivel de fluorescencia de un diente natural. Esto se detecta cuando la resina brilla con la presencia de luz negra – la que se usa en las discotecas – tal como haría un diente natural.

No obstante, en algunos casos las carillas de resina se deben reemplazar por motivos de salud bucodental, lo que requiere más de una visita a la clínica dental para reemplazar las carillas anteriores. La calidad de estas carillas, además, depende especialmente de la habilidad del odontólogo, ya que es un procedimiento que se realiza directamente en la boca del paciente.

En el caso de las carillas de porcelana, fabricadas con un material mucho más resistente, pueden conservar el resultado en una media de 20 años. Por lo que son la solución preferida por los pacientes que buscan una solución duradera para el alineamiento de sus dientes. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el tipo de porcelana empleado para fabricar carillas no siempre tendrán el mismo resultado estético.

Por último, las carillas de disilicato de litio consiguen una naturalidad altísima, ya que al tener una translucidez muy similar al del esmalte de los dientes consiguen camuflarse perfectamente con los demás dientes.

5. ¿Es necesario pasar por quirófano? 

No, no es necesario pasar por un procedimiento quirúrgico. En general, las carillas dentales permiten que las láminas se adhieran sin problemas a los dientes, sin tener que tallar ninguna pieza dental. No obstante, es el dentista quien debe analizar si se requiere el tallado de uno o varios dientes, aunque hoy en día esto apenas ocurre en casos específicos.

Evidentemente, si tu dentista especifica que es necesario tallar tus dientes para este tratamiento, se encargará de que no sientas dolor ni molestias en ninguna parte del proceso, como también te dará pautas para que cuides de tus carillas dentales, y así el resultado sea lo más duradero posible.

Ebook

EBOOK

APRENDE A GESTIONAR TU MIEDO AL DENTISTA

Sigue cuidando de tu salud dental sin que el estrés te detenga.

Ebook

EBOOK

Categoría/s: Estética dental