La restauración dental, algo más que estética para tu boca

Categoría/s: Estética dental, Implantología, Periodoncia, Rehabilitación oral, Salud dental

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34
Restauracion-dental

La restauración dental tiene como objetivo reparar la anatomía de los dientes dañados, desgastados o cariados, recuperar las piezas faltantes y así mejorar la estética y la salud bucodental.

Recurso 45 CONTENIDOS

Recurso 52

¿Cuáles son los beneficios de la restauración dental y cómo es su tratamiento?

  1. ¿QUÉ ES LA RESTAURACIÓN DENTAL?
  2. ¿CUÁNDO ES NECESARIA UNA RESTAURACIÓN DENTAL?
  3. ¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE UNA RESTAURACIÓN DENTAL?
  4. ¿CUÁLES SON LOS TRATAMIENTOS?

1. ¿Qué es la restauración dental?

La restauración dental es un tratamiento que tiene por objeto reparar total o parcialmente una pieza dental dañada, cariada o desgastada, devolviéndole su funcionalidad y su forma natural. Con este tratamiento se consigue detener el avance de enfermedades bucodentales, la pérdida total de una pieza dental.

Un diente puede verse afectado por el desgaste, por una rotura a consecuencia de un accidente, o por una caries. Éstas son situaciones que requieren una reconstrucción para recuperar al máximo la estructura dental, restaurando la forma anatómica, la función y, también, la estética de la boca.

Para la restauración dental se utilizan distintas técnicas y materiales que dependerán de la patología del diente a tratar. El odontólogo realiza un diagnóstico mediante la observación directa de la cavidad bucal y con rayos X.

Ebook

EBOOK

EL TRATAMIENTO DE REHABILITACIÓN ORAL

La solución de problemas bucodentales hasta en los casos más complejos.

Ebook

EBOOK

2. ¿Cuándo es necesaria una restauración dental?

Cuando una pieza dental tiene una fractura, caries o presenta desgaste, es aconsejable acudir al dentista para que valore el estado de los dientes.

Cuando existe una pieza dañada puede suceder que las bacterias, que se generan por los restos de comidas, se acumulen en las piezas fracturadas, dando origen así a las caries. El paciente puede tenerlas sin saberlo, porque puede no presentarse dolor ni molestias. La caries si no se trata puede avanzar hacia el deterioro total de la pieza dental, pudiendo provocar un gran dolor si la infección alcanza la raíz.

La reconstrucción de una pieza dentaria que ha sido afectada en la raíz requiere un tratamiento de endodoncia. Pero cuando el daño se agrava puede ser necesaria la extracción del diente y requerir un tratamiento de implante para reemplazar la pieza perdida. En casos más severos, la falta de tratamiento puede dar origen a una infección que puede llegar al hueso circundante.

Así, cuando el paciente no acude a tiempo a su dentista y los problemas de la boca se han multiplicado, el odontólogo puede recomendar una rehabilitación oral total. Este procedimiento requiere una combinación de tratamientos odontológicos diferentes para recomponer el deterioro de la boca.

3. ¿Cuáles son los beneficios de una restauración dental?

Los beneficios de la restauración dental no solo son estéticos, también influyen directamente sobre la salud bucodental.

Las consecuencias de no realizar una restauración dental pueden derivar en el origen de otras enfermedades bucodentales que terminarán por necesitar tratamientos más complejos. Algunas de las complicaciones pueden ser enfermedades periodontales, la pérdida de piezas dentales y/o hueso, entre otras.

Es recomendable que, para evitar este tipo de situaciones, realizar visitas al dentista en forma regular.

4. ¿Cuáles son los tratamientos?

Hay distintos tipos de restauración dental que se implementan dependiendo de la naturaleza del problema. El dentista determina en el diagnóstico la técnica de restauración dental a implementar dependiendo de la patología del diente y en función de la técnica a utilizar:

  • Diente afectado por caries: Cuando un diente tiene una caries la solución más utilizada es el empaste dental. Es un procedimiento sencillo, llamado obturación, en el que se elimina la zona cariada del esmalte. El hueco dejado se rellena con un material resistente, durable y estético. El empaste es blando al momento de su colocación para que el dentista pueda moldearlo, luego se endurece cubriendo perfectamente el espacio.
  • Diente con mucha superficie para rellenar: En este caso, la técnica que se usa actualmente es la incrustación o también llamadas inlays y Onlays. Este sistema recupera parte del diente perdido. Están hechas de porcelana, un material muy resistente y estético, del mismo color del diente natural.
  • Dientes delanteros: Cuando el tratamiento debe aplicarse en dientes delanteros, se recurre a las “carillas” o “frentes laminados”. Este sistema de láminas delgadas, fabricadas en porcelana o resina compuesta, son la solución para piezas delanteras desgastadas, oscurecidas, etc.
  • Diente con daños severos: Para las piezas muy dañadas se colocan las coronas dentales. Se hacen a medida y cubren la totalidad del diente. Con ellas se restaura la funcionalidad del diente y su estética.
  • Sustituir dientes perdidos: Cuando ya se ha perdido la pieza dental el paciente puede recuperar la funcionalidad realizándose tratamientos tales como puentes dentales, prótesis removibles, implantes dentales.
  • Reconstrucción dental completa: Cuando el deterioro de la boca es severo necesitará la combinación de varios tratamientos de rehabilitación oral.

Categoría/s: Estética dental, Implantología, Periodoncia, Rehabilitación oral, Salud dental

Recurso 33 Recurso 32 Recurso 34