ATENCIÓN PERSONALIZADA EN SALUD BUCAL PARA ADULTOS

CÓMO MANTENER UNA SALUD BUCODENTAL ESTABLE

Con el ritmo frenético del día a día, quizá te cueste hallar un momento para solucionar aquellos problemas presentes en tu boca. No obstante, postergar la solución a estos problemas puede dar lugar a que evolucionen de manera más severa.

El cuidado de tu salud bucodental es parte importante de tu bienestar general, por lo que es fundamental hallar un dentista en el que confiar para que realice un seguimiento personalizado de manera periódica.

LA IMPORTANCIA DE LAS FUNCIONES DE LOS DIENTES

Hay personas que piensan que cepillarse los dientes cada día y acudir al dentista en alguna ocasión cada tantos años es suficiente para una salud bucodental adecuada. Pero lo cierto es que se necesita un mayor cuidado para mantener una boca sana. Quizá te sientas satisfecho con el aspecto de tus dientes, lo que es un mayor motivo para seguir cuidando del bienestar de tus dientes.

Pero si hay algo aún más importante es el cuidado de la funcionalidad de tus dientes. Hoy en día hay gente que recurre a diferentes tratamientos dentales, pero al optar por tratamientos inadecuados para sus necesidades estos pueden acabar afectando a la salud dental.

Las funciones de los dientes tan vitales como morder, masticar o hablar necesitan que a lo largo de tu vida mantengas unos hábitos saludables. Los problemas de salud dental que no se solucionan a tiempo y, por lo tanto, se deja que evolucionen de forma severa, pueden acabar afectando a estas funciones tan vitales para ti.

ES FUNDAMENTAL REALIZAR VISITAS AL DENTISTA REGULARMENTE PARA ASEGURARTE DE QUE LA FUNCIONALIDAD DE TU BOCA NO TIENE PROBLEMAS.

¿CUÁNDO HAY RIESGO DE TENER UNA PÉRDIDA DENTAL?

Si mantienes unos hábitos saludables de higiene dental, como de alimentación, este problema no debería aparecer en tu edad. Sí que puede ocurrir que por accidente se produzca una pérdida o rotura dental. Por ejemplo, por un golpe, traumatismo, fractura, etc.

En caso de que se produjera por accidente, hay soluciones adecuadas para estos casos. Como puede ser recurrir a las carillas dentales, a los implantes dentales, o incluso a la ortodoncia si fuera necesario corregir la posición de tus dientes.

Por otra parte, sí que pueden aparecer problemas si no se siguen unos hábitos saludables. Fumar tabaco, consumir productos de alto contenido de azúcar, no cepillarte los dientes regularmente o no realizar visitas al dentista, entre otras causas, puede derivar en problemas para tu salud bucodental.

Hay problemas habituales como la caries, la infección de un diente, o la gingivitis, la inflamación de las encías, que se pueden tratar a tiempo para evitar complicaciones. Pero si se dejan avanzar, puede llegar a afectar de manera severa a tu boca. Como consecuencia, entre tantas, está la pérdida dental, lo que afectaría negativamente a la funcionalidad de tus dientes.