CARILLAS DENTALES

Solución natural para imperfecciones dentales

HAY PACIENTES QUE SE SIENTEN INSATISFECHOS CON EL ASPECTO DE SU DENTADURA, YA QUE DESEAN DISIMULAR LAS “IMPERFECCIONES” DE SUS DIENTES. ADEMÁS DE SER UN ASPECTO IMPORTANTE EN LA ESTÉTICA PERSONAL, LA ALINEACIÓN DE LA DENTADURA TIENE UNA INFLUENCIA MUY IMPORTANTE EN LA CORRECTA FUNCIONALIDAD DE LOS DIENTES. UNA SOLUCIÓN IDEAL PARA TRATAR AMBOS ASPECTOS ES LA COLOCACIÓN DE CARILLAS DENTALES. DAR UN MEJOR ASPECTO A LOS DIENTES, AL IGUAL QUE CUIDAR DE SU FUNCIONALIDAD, ES POSIBLE A TRAVÉS DE UN DISEÑO PERSONALIZADO DE PARTE DE EXPERTOS EN ESTÉTICA DENTAL.

Recurso 45 CONTENIDOS

Recurso 52

LA COLOCACIÓN DE CARILLAS DENTALES DISIMULA LAS IMPERFECCIONES EN LOS DIENTES DE UNA MANERA NATURAL

  • ¿QUÉ SON LAS CARILLAS DENTALES?
  • ¿PARA QUÉ SIRVEN?
  • ¿ES NECESARIA LA CIRUGÍA PARA COLOCAR LAS CARILLAS DENTALES?
  • ¿QUÉ TIPOS DE CARILLAS DENTALES EXISTEN?
  • ¿CÓMO ES EL TRATAMIENTO DE CARILLAS DENTALES?
  • CASO CLÍNICO DE CARILLAS DENTALES

¿QUÉ SON LAS CARILLAS DENTALES?

Las carillas dentales son unas finas láminas que se pueden crear con diferentes tipos de materiales (como son el composite o la porcelana), y que se colocan encima de los dientes. Esto permite modificar el color y forma del diente, de manera que mejora su estética, aportándole un aspecto natural.

Estas finas láminas, al colocarse encima del diente, tienen una medida ajustada al diente o dientes a cubrir. Esto significa que las carillas para los dientes son un tratamiento personalizado.

El resultado de las carillas dentales consigue una alineación de los dientes más equilibrada, con un blanco más brillante, sin que parezca artificial.

¿PARA QUÉ SIRVEN?

Las carillas dentales son una solución de estética dental. Estas finas láminas sirven para modificar el color y/o la forma de los dientes. Su misión es cubrir pequeñas imperfecciones o anomalías para mejorar tanto la estética como la funcionalidad de los dientes.

Sirven, pues, para cubrir dientes irregulares, dientes desgastados, de aspecto amarillento o bien opacos por el paso de los años; para solucionar espacios entre los dientes (interdentales) grandes, etc. También puede servir para terminar de pulir detalles tras un tratamiento de ortodoncia.

Es un tratamiento que, dependiendo del material, puede ofrecer la estabilidad del resultado a largo plazo.

Por supuesto, el dentista será quien mejor asesore al paciente acerca de todas las dudas que pueda tener sobre las carillas dentales.

Los odontólogos con amplia experiencia en estética dental ayudan al paciente a comprender los beneficios de emplear carillas dentales para el bienestar de su boca.

¿ES NECESARIA LA CIRUGÍA PARA COLOCAR LAS CARILLAS DENTALES?

Al ser láminas que se adhieren al diente, no requieren una fase de cirugía durante el tratamiento. Tampoco será necesario recurrir a la anestesia o a la sedación para colocar las carillas dentales.

Hasta hace pocos años, la única práctica que debían llevar a cabo los dentistas era tallar el diente (es decir, preparar el tejido del diente: el esmalte) para adaptarlo a la lámina. Gracias a los avances tanto en materiales como técnicas de carillas dentales, de manera general no es necesario tallar los dientes para colocarlas. Las carillas están preparadas con material adhesivo para ajustarse completamente a los dientes.

Pueden existir, sin embargo, excepciones. Si hubiera necesidad de hacer tallado del diente, el dentista informaría al paciente por qué debe realizarse el tallado del diente, cómo lo va a hacer, con tal de que el paciente esté completamente informado en cada fase del tratamiento.

Gracias a los avances en este tratamiento de estética, las láminas no perjudican al diente, ni tampoco a la encía que rodea al diente, ya que en la mayoría de los casos las encías presentan tolerancia hacia las carillas. Esto hace las carillas dentales un tratamiento estético que los pacientes toleran en la mayoría de los casos, por lo tanto los resultados finales tienen éxito.

¿QUÉ TIPOS DE CARILLAS DENTALES EXISTEN?

Hoy en día la estética dental cuenta con diversos materiales para desarrollar las carillas dentales. Los materiales que en la actualidad ofrecen mejores resultados son la resina y la porcelana.

Carillas de resina

La carilla de resina, conocida también como carilla dental de composite, es el tipo de carilla dental más conocido en estética dental.

Estas carillas se llaman así porque su material es la resina sintética o composite. Las láminas se adhieren una a una a los dientes.

¿A qué debe su fama? Es un método que emplean muchas personalidades públicas para alinear sus dientes. Pero lo cierto es que la fama de las carillas de resina viene por la rapidez del tratamiento, como también por la seguridad de su resultado.

De todas maneras, es el dentista quien definirá las condiciones del tratamiento. El odontólogo explicará al paciente los motivos de la definición del tratamiento.  Al fin y al cabo, el odontólogo desarrollará el tratamiento para garantizar un resultado satisfactorio para el paciente.

¿Qué personas pueden solicitar este tratamiento?

Estas carillas son recomendables para las personas que quieren cubrir imperfecciones leves en su dentadura.

Los adultos pueden solicitar sus carillas de resina sin ningún inconveniente. El tratamiento, de todas maneras, está ajustado a cada persona. En el caso de las personas jóvenes, el dentista debe estudiar el caso del paciente, ya que en este grupo de pacientes es más común recurrir a otros tratamientos de estética dental.

Las carillas de resina no son recomendables si el paciente tiene imperfecciones más severas, caries o bruxismo. La caries es una infección que se cubriría con la carilla, pero no se desinfectaría, y podría causar una mayor infección. En el caso del bruxismo, el hábito de apretar o friccionar los dientes, desgastaría las carillas, causando que su estabilidad sea más corta.

Características de las carillas de resina

— La resina sintética es un material económico, por lo tanto, es un tratamiento más económico que otras carillas. Su resultado ofrecerá un blanco natural al diente.

— Al ser de un material más económico, el resultado puede ser estable entre cinco y siete años como mucho. Siempre que el paciente siga las pautas que indica el dentista durante el tratamiento, como también en su seguimiento posterior.

— Si este tipo de carilla sufre alguna fractura, el odontólogo puede retocarla en una sesión.

— La aplicación de las carillas de resina requiere pocas sesiones. Sí es necesario acudir al dentista de manera periódica para que compruebe el estado de las carillas.

Carillas de porcelana

Las carillas de porcelana reciben este nombre al ser finas láminas hechas con este material cerámico. Estas láminas se elaboran de manera personalizada, diseñadas en el laboratorio para un resultado óptimo. El blanco de los dientes es aún más natural que las carillas de resina, al igual que permiten conseguir un brillo más potente. En otras palabras, las carillas de porcelana se mimetizan con los dientes naturales.

Al ser un material más resistente que la resina, la estabilidad de su resultado es muchísimo más duradero. Pueden llegar a durar hasta 20 años. Tan resistentes son que extrañamente el dentista debería intervenir para solucionar problemas, ni requerirá visitas de manera periódica.

¿Qué personas pueden solicitar este tratamiento?

Es un tratamiento altamente recomendable para personas que quieren una solución a largo plazo para su estética dental. Es recomendado sobre todo para pacientes con imperfecciones o anomalías más complejas en sus dientes que no se pueden cubrir con carillas de resina.

Por ejemplo, dientes con manchas muy oscuras, dientes fracturados, mal alineados, dientes astillados, o también para rellenar espacios interdentales.

Características de las carillas de porcelana

— La porcelana es un material muy resistente. Permite que las carillas duren por muchos años.

— Tanto el brillo como la blancura de las carillas de porcelana quedan intactos.

— Ideales para solucionar imperfecciones complejas en los dientes.

— Su cuidado e higiene es la misma que la de dientes naturales.

— Sirve para cubrir múltiples carillas a la vez, no es necesario cubrir los dientes uno a uno.