PERIODONCIA EN MALLORCA

LA SOLUCIÓN A LOS PROBLEMAS DE SALUD EN LAS ENCÍAS

LAS ENFERMEDADES DE LAS ENCÍAS PUEDEN GENERAR UN IMPACTO NEGATIVO EN EL ASPECTO DE LA BOCA DEL PACIENTE Y DERIVAR A PROBLEMAS SEVEROS SI NO SE TRATAN A TIEMPO.

Recurso 45 CONTENIDOS

Recurso 52

UNAS ENCÍAS SANAS PARA UNA DENTADURA FUERTE

  • ¿QUÉ ES LA PERIODONCIA?
  • ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL CUIDADO DE LAS ENCÍAS?
  • ¿QUÉ TIPOS DE ENFERMEDADES PERIODONTALES EXISTEN?
  • ¿CÓMO SABER SI LAS ENCÍAS TIENEN PROBLEMAS DE SALUD?
  • CASO CLÍNICO DE PERIODONCIA

¿QUÉ ES LA PERIODONCIA?

La periodoncia es la especialidad de la salud bucodental encargada de solucionar los problemas de las encías. Se llama así porque las encías también se denominan periodonto.

La estabilidad de las encías tiene una gran importancia en la salud bucal. Es por eso que la odontología, la rama de la salud dedicada al cuidado de la salud de los dientes, también se encarga de solucionar los problemas originados en el periodonto.

El objetivo de un periodontista es cuidar del bienestar completo de la boca del paciente, tanto solucionando problemas periodontales como previniendo problemas dentales en el futuro.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL CUIDADO DE LAS ENCÍAS?

La encía o periodonto es el tejido que funciona de soporte para los dientes; los mantiene conectados a los huesos de la cara conocidos como maxilares. Los dientes superiores se sujetan en el maxilar superior, mientras que lo que comúnmente conocemos como mandíbula es el maxilar inferior.

Cuando las encías están sanas, garantizan la sujeción correcta de los dientes. Esto permite masticar bien, al igual que no se sienten molestias al consumir comida o bebidas. Además, actúan como barrera porque previenen la entrada de bacterias presentes en la boca que podrían llegar a ocasionar infecciones.

Si las encías no están sanas, esa barrera protectora se debilita. Las bacterias presentes en la boca no ocasionan problemas si se lleva un cuidado de higiene bucodental adecuado. Sin embargo, si las encías tienen problemas, las bacterias perjudiciales para la boca se depositan entre los dientes y las encías, aumentando el riesgo de sufrir problemas bucodentales.

También se pierde la fuerza para sostener los dientes, lo que daría lugar al movimiento dental, espacios interdentales más amplios y, en los casos más severos, la infección del periodonto puede dar lugar a la pérdida dental.

CASO CLÍNICO PERIODONTAL MEDIANTE INJERTO DE ENCÍA

El tratamiento para estas enfermedades de las encías depende del caso de cada paciente, al igual que de su historial genético

ANTES

LA PACIENTE SE SENTÍA PREOCUPADA PORQUE AL HABLAR SE VEÍA FÁCILMENTE LA RECESIÓN DE ENCÍAS EN SU BOCA.

DESPUÉS

GRACIAS AL INJERTO DE ENCÍA CONSEGUIMOS RESTABLECER UNAS ENCÍAS SANAS PARA LA PACIENTE.

¿QUÉ TIPOS DE ENFERMEDADES PERIODONTALES EXISTEN?

Aunque existen diferentes tipos de problemas que afectan a las encías, como úlceras, ampollas, etc. los problemas periodontales más comunes son la gingivitis y la periodontitis.

Gingivitis

Las bacterias presentes en la boca (favorecidas por los restos de comida y bebida) no ocasionan problemas si se lleva una cuidada higiene bucodental.

Sin embargo, si no se sigue un hábito de higiene adecuado, las bacterias perjudiciales para la boca se depositan sobre los dientes, lo que forma el conocido sarro. Este sarro se acumula hasta que llega a inflamar la encía y la debilita. A esto se le llama gingivitis.

Como consecuencia, la inflamación causa sangrado de las encías, como también mayor exposición a las bacterias presentes en la boca; hay mayor riesgo de sufrir infecciones más severas.

Periodontitis

Si la gingivitis no se trata a tiempo, esta infección de las encías evoluciona a la llamada periodontitis. En esta etapa de la infección periodontal, se originan bolsas entre los dientes y las encías (llamadas bolsas gingivales) que es donde se acumulan las bacterias perjudiciales.

Estas bolsas gingivales acaban dañando con mayor profundidad la salud del periodonto. La infección empieza a destruir el tejido de la encía, hasta que llega a un diente, lo infecta y provoca la pérdida dental.

En los casos más severos, esta infección puede llegar a dañar los maxilares.

¿CÓMO PUEDO SABER SI MIS ENCÍAS TIENEN PROBLEMAS DE SALUD?

El tratamiento para estas enfermedades de las encías depende del caso de cada paciente, al igual que de su historial genético.

El odontólogo desarrollará un diagnóstico personalizado desde la primera visita del paciente. Una vez llegue a ese diagnóstico explicará el procedimiento a seguir, por qué lo ha escogido y cómo ayudará al paciente a cuidar de su salud periodontal. Un seguimiento cercano del dentista permitirá mejorar el cuidado del periodonto a largo plazo.

Si el paciente nota alguno de los siguientes síntomas, es fundamental realizar una primera visita al dentista. Un odontólogo con amplia experiencia en tratamientos bucodentales escogerá el procedimiento de periodoncia adecuado.

— Encías hinchadas, de un color rojo intenso

— Sangrado de las encías

— Retracción de las encías

— Sensibilidad al frío y/o al calor

— Halitosis o mal aliento

— Movimiento de los dientes

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuál es la función de las encías?

La función de las encías es sujetar los dientes, protegerlos de las bacterias presentes en la boca, como también absorber la fuerza que realizamos al morder o al masticar, de modo que los tejidos óseos no reciban tanto impacto. Por lo tanto, es vital para la salud y funcionalidad de la boca que las encías estén sanas.

¿Por qué se enferman las encías?

Las encías, pese a su función de barrera protectora de los dientes, puede verse dañada por una serie de factores. Estos factores pueden ser una higiene bucal inadecuada, fumar tabaco, consumir medicamentos con propiedades químicas dañinas, la presencia de una enfermedad en el paciente que debilita las encías, entre otros factores. Si las encías se debilitan, más posibilidades existen de que la placa bacteriana penetre en ellas y cause inflamación o hasta infección.

¿Qué tipos de enfermedades de las encías existen?

Las enfermedades periodontales más frecuentes son la gingivitis y la periodontitis. La gingivitis consiste en la inflamación de las encías a causa del daño que les genera el sarro, la acumulación de placa bacteriana en los dientes. Si no se trata esta inflamación, puede evoluciona a una infección severa de la encía, lo que se conoce como periodontitis.

¿Cuáles son los síntomas de la gingivitis?

Sangrado de las encías, mal aliento o halitosis, encías inflamadas (con un tono más rojo de lo normal) o retraídas. Sin embargo, esta enfermedad periodontal puede no ser detectada fácilmente por el paciente, de manera que se recomienda acudir a una clínica dental para el diagnóstico.

¿Cómo saber si tengo periodontitis en mis encías?

Encías sensibles al tacto o a la temperatura, encías inflamadas e irritadas, con un tono rojo o violáceo; presencia de pus, movimiento o desplazamiento de los dientes, dolor al morder o al masticar.

Si las encías están enfermas, ¿pueden causar la pérdida dental?

La gingivitis no supone un problema severo para la salud dental. No obstante, la presencia de periodontitis sí que puede suponer problemas para la estabilidad de los dientes.

¿Cualquier persona puede tener enfermedades periodontales?

Las enfermedades de las encías pueden aparecer en cualquier etapa de la vida. Aunque estos problemas suelen ser más frecuentes entre la población adulta.

¿Es posible tratar las encías retraídas?

Si la retracción de las encías se debe a la presencia de sarro, se puede tratar mediante una limpieza profunda profesional. No obstante, si la retracción de encía es más profunda, el periodoncista recomendará al paciente una intervención de injerto de encía.

¿Es posible prevenir las enfermedades periodontales?

Sí, es posible, mediante unos hábitos adecuados de higiene bucal, como también es posible mediante la reducción de consumo de alimentos y bebidas con altos contenidos en azúcar, o el tabaco.

¿Es necesario higienizar las encías durante el cepillado dental?

Sí, la higiene de las encías requiere el mismo cuidado que los dientes. De manera que forma parte de la higiene bucal diaria. Es vital disponer de un cepillo dental con cerdas suaves adecuado para las encías, al igual que emplear un dentífrico adecuado para la boca.